El fraude electoral de C’S

Tengo algunos amigos y conocidos que en las pasadas elecciones autonómicas votaron C’S porque pensaban que era la solución a la ola de crispación que azotaba y azota Catalunya como consecuencia de las tensiones entre el nacionalismo independentista y el nacionalismo recentralizador.  Ahora reconocen que su voto no sólo fue inútil, sino que además se sienten engañados por un partido que detrás de su máscara de partido centrista, esconde una dirección de derechas.

En efecto, la victoria de Inés Arrimadas, al frente de C’S en los últimos comicios autonómicos no ha traido ninguna consecuencia positiva para los ciudadanos. Su balance es 0 propuestas en el Parlament y 0 diálogo con el resto de partidos para configurar una alternativa al independentismo. Lo único que ha conseguido Arrimadas es echar más fuego al incendio que vivimos, proponiendo un 155 permanente, quitando lazos amarillos, o yendo a Waterloo a increpar a Puigdemont.  Muchos gestos y márketing, nada de política o de soluciones a los problemas de los catalanes y catalanas.

Si a la ineficacia de Arrimadas sumamos el apoyo de Rivera al PP de Madrid, su oposición a la inhumación de los restos del dictador, su oposición a las propuestas sociales del gobierno de Pedro Sánchez, los fichajes estrella de antiguos militantes del PP  o el cordón sanitario que C’s plantea con respecto a Pedro Sánchez… nos encontramos con que C’S no es otra cosa que la marca blanca del PP, es decir, un engaño para todos aquéllos que confiaron en C’S como un partido nuevo que venía a regenerar la política.  PP, C’S y VOX representan la derecha y la ultraderecha de este país, los sectores más conservadores y casposos de una España que aspira a modernizarse, que quiere progresar, y que lo quiere hacer de la mano del diálogo y de la política para solucionar los problemas que tenemos la mayoría de trabajadores, pensionistas, estudiantes y autónomos de este país.

C’S, PP y VOX representan la España del “cine de barrio”, del machismo, del racismo y del clasismo.  El “trifachito” solo vive de la crispación, del odio y de la confrontación; La alternativa a estos partidos es el socialismo, el diálogo, las políticas de progreso, de redistribución de la riqueza y de respeto a la gente.  En las próximas elecciones generales, muncipales y europeas los ciudadanos que quieren un país que avance en derechos no pueden volver a confiar en C’S.

Baltasar Santos

Primer Secretario del PSC

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s